Enloquecida por La maldita Diástasis de Rectos (parte 3 y última!!)

Si señores sí, espero que este sea el último post sobre diástasis que escriba en mi vida y a partir de ahora escriba sobre la Maratón de Nueva York o nuestro próximo recital de Lindy Hop. Porque mi diástasis de rectos is officially over!!! Y por eso hoy estoy Enloquecida por La maldita Diástasis de Rectos (parte 3 y última!!) y ahora verán porqué.

Si la última vez que les hablé de mi tripa rota ya no tenía diástasis, en la última medición santa Ágatha (o sea mi fisio de suelo pélvico) me dijo que oficialmente, podía olvidarme de la Diástasis. Y me dejó (con moderación, claro), correr unos kilómetros, saltar… Y muchas cosas que hasta entonces tenía más o menos prohibidas (o al menos, no aconsejadas). Cerrado del todo no está, hay como 1 centímetro de separación, pero muchas mujeres no madres tienen esa separación sin tener ningún síntoma, y ya no es un problema.

La cuestión ahora es, que si quiero embarazarme otra vez (lo sé, estoy pirada), tengo que hacer cosas diferentes para no acabar en el quirófano arreglándome la tripa (y de paso, otras cosillas, jijiji). Así que, después de hablar mucho rato con Santa Ágatha y departir acerca de qué errores no hay que cometer, aquí van mis 8 consejos para embarazarse y acabar (casi) sin diástasis.

8 Consejos para embarazarse y acabar (casi) sin diástasis:

Si no quieren acabar como él, búsquense un fisio de suelo pélvico
  • Contrólate y no cojas muchos kilos durante el embarazo. Amiga, esto es así. Si te pones 30 kilos, es difícil acabar intacta, asúmelo. Si es difícil hacerlo cogiendo el peso normal… pues imagínate si te das al tocinete. Así que conocimento… Y buenos alimentos… Que NO comes para dos…
  • Mueve el culete y sí, trabaja tu transverso con ayuda de profesionales. Lo mover el culo lo tenía claro, pero nunca pensé que hubiera que hacer nada con la panza durante el embarazo. Pues sí, hay que fortalecer a nuestro mejor amigo, ese músculo desconocido hasta que tienes diástasis: el transverso. Consulta con un profesional para ejercitarte, pero según dice Santa Ágatha, esto debería ser el santa santorum para el embarazo (además de los ya manidos ejercicios de Kegel).
  • Durante la cuarentena, lo más probable es que use faja. Si queridas, lo decidí hace ya mucho tiempo. Durante mi primer embarazo no la usé hasta que no pasó un mes o así y me ayudó, pero creo que, cuando me preñe por segunda vez, me la pondré en cuanto sea posible. Así mis carnes morenas no andarán flaccidas por la vida mientras dura la cuarentena, mi transverso tendrá un poquito de ayuda para sujetar la flaccidez abdominal y, una vez finalice y pueda comenzar a hacer deporte again, le diré hasta siempre (espero…)
  • NECESITAS, ahora más que nunca, un fisio de suelo pélvico en tu vida. De verdad, ya te lo dije aquí, y debería habertelo dicho aquí… Si no quieres comprar Tena Lady y tener una vida mucho más plena… Búscate un fisio de suelo pélvico que te diga cómo tienes los bajos y la tripa rota. Y mejor hoy que mañana…
  • Si das teta no hagas dieta… Pero no te pongas como la serdi, que no tienes excusa. Pues eso, que no hay que hacer dieta durante la lactancia… Pero conozco más de un caso de chicas que no subieron más de un par kilos de su peso habitual (restando el peso del niño, placenta, etc.) y que durante el puerperio y la lactancia materna se hincharon a polvorones… Y ganaron 10 kilos. Qué desastre… Así que mucho ojo, come bien y no le des al bollo ni al tosino de sielo, ni al tosino de serda… Tu cuerpo (y tu hijo mucho más sano) te lo agradecerán.
  • Nada de correr… Hasta que tu fisio te de carta blanca. Este es un error garrafal que yo cometí, y es que a los 3 meses ya estaba corriendo y haciendo un supuesto pilates post-natal con bebés… que era pilates normal. Imaginen lo que sufrieron mis pobres rectos. Así que precausion, ni correr ni hacer cosas que no toquen que luego lo pagaréis caro.
  • Tatúate lo siguiente: en cuanto te dejen, hipopresivos!!!
  • Ah!! Y esto: Hay que seguir cuidando el suelo pélvico… Hasta que tomen la comunión (incluso, hasta que se casen).

Dicho sea que estas son mis propias conclusiones, que he obtenido con mi experiencia, conversaciones con profesionales y algo de sentido común… Así que no lo tomen como la palabra de Dios Tuitero, que esa sí que va a misa 😛

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s