Enloquecida en Port Aventura… con niño!

Como en este blog puedo hacer (y de hecho, hago) lo que me sale de mi sacrosanto… Pues les voy a hablar ahora de viajes, que tampoco está mal. Tranquilos, no les daré mucha envidia. Desde que tengo al pichón, he cambiado los viajes improvisados a Japón por excursiones a Segovia… Con lo que yo he sido. Pero viajar con un bebé tiene su gracia, no se crean. No les voy a descubrir ninguna piedra filosofal, eso que quede claro. Por eso hoy estoy Enloquecida en Port Aventura… con niños y ahora verán porqué.

Esta Semana Santa no teníamos nada claro qué íbamos a hacer, ni siquiera teníamos claro qué días iba a librar mariditos… Cuando finalmente lo supimos (3 cochinos días), decidimos buscar un destino cercano para poder aprovechar al máximo con pichón.

img_0896Mariditos, que cuando se pone, se pone, puso en marcha la agencia de viajes y empezó a bucear en foros (nunca lo confesará, pero seguro que en sus ratos librEs visita “En Femenino” y cosas así, sino, no lo entiendo) y una noche cenando me dijo: ¿nos vamos a Port Aventura? Al principio pensé: ¿con un bebé a Port Aventura? ¿A qué? Pero después de leer algunos blogs y foros, cambié de opinión. Y resultó un destino muy bueno para ir con niños pequeños.

Escogimos el Hotel Caribe (el más económico), con una oferta bastante buena que incluía las entradas de los adultos (los niños menores de 4 años no pagan), que cuestan 45 euros cada una, y régimen de alojamiento y desayuno.

El hotel no está mal, eso sí, no es un 4 estrellas, al menos, no las habitaciones económicas, el Deluxe Club San Juan no lo puedo juzgar… Porque no lo visité. Tenía una cama de 2 x 2 que era la bomba, y donde dormimos los tres “cómodamente” (vaya, que el niño durmió más ancho que en su vida y nosotros con más espacio de lo normal cuando tenemos que hacer colecho por diversas circunstancias). Para pichón había un sofá cama muy cómodo, pero no nos fiábamos de que no se cayera y preferimos que durmiera con nosotros.

Eso sí, la habitación tenía un “pero” muy grande si vas con niños pequeños: el pestillo no bloqueaba efectivamente la puerta, por lo tanto si te descuidabas, el niño se escapaba y salía directamente a la calle. Y el hotel en general tenía otro “pero”: la comida. Ya sé que en estos sitios comer es bastante caro y no es como ir a La Cabra… Pero el buffet (especialmente el de la cena) fue… Más que justito, la verdad. Por lo que pagamos en las dos, se me ocurren varios sitios en mi barrio en los que cenar como un rey. Pero son cosas que tienes que asumir cuando eres turista, y que bueno, pues dan para echarte unas buenas risas con tu churri.

Respecto al parque, la verdad es que está bastante preparado y es muy cómodo para ir con niños. Tronas en todos los restaurantes, cambiador en todos los lavabos, cositas para entretenerles mientras los padres comían (también en los restaurantes del hotel, pinturas y papel, vasos de El Pájaro Loco…) e incluso potitos y “danonino” en algunos puntos de venta. A entrada del parque además alquilan sillas para transportar a los niños, y puedes subir a los trenes/barcos para moverte por el parque con las sillas de paseo. 0 problemas.

Hay muchas atracciones a las que pueden subir, que les encantan, y que están preparadas para que vayas con ellos, como Canoes, Los Potrillos o La Granja de Elmo en Sésamo Aventura. En otras, si los niños caminan y tú vas con ellos, pueden subir, como las del área infantil de China, donde también hay un parque para que trepen, se tiren por toboganes etc.(y donde les puedes acompañar sin problemas porque cabes!!!).

Cuando pichón dormía mariditos se subió a lo que da miedo: Dragon Khan, Shambala… Mientras yo me sentaba y miraba al infinito disfrutando de mi soledad. Y muchos ratos, no hacía falta subir a ninguna atracción. Mirar a todos lados y jugar con cualquier chorrada ya era suficiente para pichón. El lado educativo fue que aprendió a esperar. El primer día llevaba fatal lo de bajarse de la atracción y hacer la cola, el segundo día, el tío aguantaba como un jabato, con mucha resignación!! Y eso… Es bueno para la vida en general.

Un viaje recomendable para ir con niños pequeños, de verdad!! (aunque como molar, mola más ir a Nueva York :-p )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s