Enloquecida por ser una madre histérica

En serio, no sé dónde llegará todo esto. El miércoles me convertí en esa madre histérica que juré que nunca sería. Pesada, pelmaza, preguntona… Histérica. Seguro que la maestra de mi hijo ya me ha puesto la etiqueta y hasta lo ha hablado con sus comadres. Y claro, me puse toda enloquecida por ser una madre histérica y ahora les explicaré porqué.histerica

Lunes por la tarde, me entero de que el miércoles el pichón irá a su primera excursión con el cole. Sin sus abuelos. Sin su tía. Sin su padre. Sin mí!!!!!!!!!! Dios mío, me posee la ansiedad. Pero me contengo de preguntar nada a la profe.

El martes no pude más. Tenía tantas cosas que preguntar y tantos pensamientos horribles que deshechar… Total que le casqué cuatro emails con todas mis dudas: ¿tiene que llevar algo especial? ¿y la autorización? ¿y la recogida?… En bucle. Y todas las  cosas que me dio corte preguntar (y pregunté a otra amiga) como si el autobús llevaba sillas de bebé, cómo iban a evitar que mi hijo se perdiera/lo secuestrara una manada de perros salvajes, qué harían si se hacía caca, si tenía sueño, si caía un meteorito, si le atravesaba una honda gravitacional, si venía el apocalipsis zombie

Una de mis amigas, además de volverme a la realidad y decirme que la profesora seguro que ya le había dicho a sus compañeras “tengo una madre que está loca“, me tranquilizó. Y logró apaciguar a esa madre histérica que siempre juré que no sería. ¿No querías caldo? ¡Pues toma dos tazas!

Total, el miércoles toda nerviosa, esperando a que subieran fotos a Facebook o tener alguna noticia del pichón… Y suben las ansiadas fotos… Y no salía en ninguna tú, ninguna… Este niño mío es ver una cámara y huír, y yo ya pensando que lo habían abducido los extraterrestres.

Al final, el niño estuvo de lujo, vino de masa de pan hasta las cejas, se durmió a las 20 horas (aunque luego se despertó a las 2.30…)… Y yo logré no volverme loca y me dí cuenta de que no soy para tanto. Y si no, les remito al grupo de Whatsapp de la clase donde, además de locas, las hay que les va la guerra. La profesora, después de que una madre le echara en cara vairas cosas, creo que hasta ha sentido ternura por mí, la madre histérica…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s