Enloquecida por Dos Estaciones

Cada vez que me acuerdo de su boquerón en vinagre con patatas fritas, olivas y vermut rojo comienzo a salivar… Prometía en apariencia, pero superó todas nuestras espectativas… Si, el Dos estaciones es un sitio al que volIMG-20151029-WA0003ver, y volver…

Pónganse en situación: Sábado por la mañana la bestioleta, su tía y yo, que intentamos (y digo intentamos) llevarlo a un concierto para niños de un festival de música. Imposible de gente… total, que llama mariditos y acabamos comiendo por ahí. Llevábamos varias semanas queriendo ir al Dos estaciones, pero siempre estaba lleno hasta la bandera. Pero finalmente, este sábado tuvimos suerte y nos quedamos.

Pedimos el menú degustación, así pudimos probar todos los platos… Y estaba todo REALMENTE BUENO!!! Platos tradicionales con toques de vanguardia y cantidad perfecta (al menos para mí, aunque tampoco soy muy comedora…). Os detallo los platos, para una vez que me acuerdo de todos 😉

  • El ya mentado boquerón en vinagre con patatas fritas, olivas y vermut rojo.
  • Papa arrugá con mojo, picantita y delicioooosa.
  • Quisquillas con chupe. Hasta chupé la cabeza, con eso que os diga… Y eso que no soy yo de chupar cabezas de marisco. Rico, con quisquillitas dentro del caldo en el punto justo de cocción.
  • Mollejas, sepia y repollo. La combinación puede parecer demasiado arriesgada, pero resultó deliciosa, y eso que a IMG-20151029-WA0002las mollejas las miraba yo de refilón, porque no me gustan las vísceras... Pero esto estaba realmente bueno.
  • Fabas con papada y sardinas. Esto fue lo que menos me gustó, porque la sardina me pareció demasiado fuerte y salada para mezclar con las fabas… Pero todo estaba muy bien por separado, tengo que decir.
  • Pescado con una deliciosa salsa de pimientos. Rico rico, con una acidez que le daba un toque espectacular.
  • Carne (creo que buey) con lechuga encurtida. Muy curioso lo de la lechuga encurtida, pero riquísimo. La carne muy buena, a pesar de que estaba muy cruda para mí (soy mujer de suelas de zapato, qué le voy a hacer…)
  • Aguacate con chocolate blanco y helado de sésamo. Muy bueno, pero más bueno todavía estuvo…
  • Pera y chocolate. Esto fue…. Mmmmmmm…. Mousse de chocolate, helado de pera (que sabía a pera, pera), pera y crujiente. Xafa’m camiò!!!

Hasta el café estaba bueno. No digo más. Pero lo mejor de todo fue lo bien que nos trataron. Cuando sales a comer con un bebé, muchas veces todo son dificultades… Pues aquí no, la verdad. Se portó bastante bien, todo hay que decir, pero nos ayudaron a entretenerle, y le sacaron un riquíiiiiiisimo helado de pera que el niño se zapó entero (además de probar algunas cosillas del plato de su madre, jejeje). Y cuando ya se inquietó más, nos turnamos para salir con él al parquecito de enfrente.

Que sepan que ya me he recuperado de mis dolores y que esta semana vuelvo a la carga. Soy un auténtico desastre y como siempre, no he hecho fotos. Qué le voy a hacer, tengo mis dos móviles (personal y trabajo) llenos a reventar de fotos de un niño que yo me sé, y no puedo ni actualizar ni hacer más fotos… Menos mal que rollingfood hizo algunas por mí, que sino…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s