Enloquecida con The Sushi Room

Como casi todas las semanas salgo a comer/cenar/merendar/brunch por la ciudad, voy a crear una nueva sección donde daré mi opinión sobre restaurantes, bares, e incluso hoteles si se tercia… A ver qué tal se me da esto.

The Sushi Room abrió hace aproximadamente un año en Ruzafa y la verdad es, que él y yo empezamos con mal pie. Un servicio regulero y un día que nos hizo prometer que no volveríamos. Llamamos para reservar y especificamos que iríamos 9 personas con dos carritos de bebé. El local es pequeño y preguntamos ¿puede ser? (como en tres llamadas diferentes) y nos dijeron “si si, claro, lo arreglaremos para que podáis estar cómodos“.

Pero cuando llegamos a cenar… acabó en drama. El sitio que nos habían preparado era, más que pequeño, pequeñísimo, y además, no había aire acondicionado… ¡Y era julio!!!! Una noche MUY calurosa y con mil de humedad en Valencia… Íbamos con dos bebés de dos meses, así que dadas las condiciones adversas decidimos irnos, nosotros cabreados porque habíamos preguntado y repreguntado si podía ser, y ellos porque tras de nosotros, se les fue medio bar. Total, que nos juramos a nosotros mismos que no volveríamos jamás.

Pero ayer mismo decidí darle otra oportunidad y… ¡Muy bien!!! El servicio muy atento y correcto, esta vez sí había aire acondicionado y todo estuvo acertado.

The-Sushi-Room

Probamos la sopa de miso (que sabía igual que en Japón), el tartar de salmón (bastante bueno) y las giozas como entrantes, que también estaban muy buenas, con sus verduras al punto en el interior.

Y después vino el sushi. El sashimi de atún rojo (de verdad, no teñido con colorante) de buena calidad, después niguiris de toro de-li-cio-sos y a continuación los rolls de fusión. Sé que no son muy ortodoxos (si nos ponemos en plan purista de lo “japo”), pero lo cierto es que los hacen muy buenos. Probamos uno con espárrago, gamba en tempura, tobico y algo más que no recuerdo muy bueno, ligeramente picante. Y otro con fresa y kiwi caramelizado de lo más original, mezclado con el wasabi era pura fusión!

Los postres, para ser un japonés, riquísimos. Una pequeña tarta de higos (de lo más buena) con helado de té verde y un coulant de chocolate con helado de wasabi (éxtasis con el sabor y ese picante al final…). El helado de wasabi tendrían que venderlo en Mercadona, de verdad, para poder comprarlo todas las semanas.

Ya reconciliada con The Sushi Room, prometo volver y traer amigos conmigo!!

PD: He publicado más fotos de la fiesta de cumpleaños, se pueden ver aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s