Gente que viene, gente que va…

Puede ser un topicazo pero, en la vida, hay muchas despedidas, encuentros y reencuentros.

Pero, ¿porqué siempre nos pillan por sorpresa las despedidas y los reencuentros?

Una vieja amistad a la que ves de nuevo, te ilusionas… Y descubres que el problema que provocó el distanciamIento no se marchó con el viento y los años, que las heridas no cerraron, y que los defectos no se esfumaron…

Tal vez es mejor dejarlo todo correr, mirar solo hacia adelante y recordar a algun@s como eso, algo bonito que se cruzó en tu vida… Y huir hacia adelante.

¿De quién fiarse? ¿Cómo saber quién te ha traicionado? ¿Qué creerse? ¿Y de quién? A veces es muy difícil, y siempre deja un regusto amargo en la boca.

Pero lo peor de todo es tener la sensación de que ésa, precisamente, es la última vez que vas a ver en tu vida a esa persona. Extraña sensación. Y suele acabar siendo verdad.

¿Cómo librarse de esta desconfianza? ¿Te dejas llevar por la decepción… O saltas y olvidas? Difícil elección…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s